Seguidores

viernes, 30 de abril de 2010

Fabada

Atención a los que no hacen bien la digestión,el que avisa no es traidor,no és igual que lo coma un campesino, a un oficinista, que se pasa el día sentado,éste último se acordará de antes de comérsela.

Yo no sé como llamarle a este plato,si alubias,fabada Asturiana,judías blancas....en cada sitio lo llaman de una manera,también depende de los ingredientes que lleve y por supuesto la legumbre dice mucho.

Yo lo que voy hacer és elaborarlo como mejor sé,o como me digan que mejor sale,sin duda alguna a fuego lento es como sabe mejor y para que la piel no se desprenda,pero lo que sí es muy importante la buena compañia a la hora de prepararlo y muuuucho cariño  a la hora de hacerlo,con ganas y entusiasmo,tocarle los pitos a la cazuela y recordarle que tiene que salir muyyyyyy bueno,no sé si lo conseguiré,¿pero....a que ha quedado bien?

La fabada admite muchas cosas,desde oreja,morro,rabo,morcilla,chorizo,jamon tocinito entrevelao ...en fin...un sin fin del cerdo,yo he comparado un compagno que con eso me he apañado.

Ingredientes

fabes,judias blancas o alubia

tocino entrevelado

Morcilla

chorizo

trozo jamón o punta

sal

1 cebolla

2 dientes de ajo

2 hojas de laurel

Preparación

Tenemos primeramente que dejar las judias en remojo la noche anterior u 8 horas,con eso nos llega,y por supuesto dependiendo del compagno, puesto que puede venir algo salado y hay  que deshalarlo.

Es preferible que si tenemos tiempo lo cozamos lentamente como he dicho anteriormente,para que no se despelleje,de todas las maneras así sabe mejor como a la antigüa usanza.

Ponemos los ingredientes en una cazuela o olla con agua fría,menos la morcilla,da mucho sabor y corrremos el riesgo que se nos deshaga y lo dejamos que cueza lentamente sin que haga gorgotines y nos empezará a salir espumarajos desagradables,aquello, con una espumadera hay que retirarlo y repetir la hazaña cuando haga falta.

A llevar un tiempo cociendo veremos que el agua reduce,(se consume),entonces hay que ir echando agua poquito a poquito  e ir moviendo la cazuela ,es mejor asi ,que ir metiendo una cuchara,se nos romperá menos la alubia.

Iremos probando de sabor e ir poniendo el punto de sal que prefiramos.

A media coción le incorporamos la morcilla y que se vaya haciendo en el tiempo restante.

Ya terminado y a la hora de emplatar cortamos los trozos del compagno y a disfrutar de éste plato