Seguidores

domingo, 30 de mayo de 2010

Riñones al jerez

No todo el mundo come casaquería,yo os invito a que probéis éste plato y después reviséis vuestro paladar.

Los riñones se pueden comprar en casaquería y en centros comerciales,normalmente me gusta comprarlos en donde me los pueden limpiar,en éste caso no pudo ser y me tocó limpiarlos.

Los hay de cerdo,de ternera y de cordero,cuánto más pequeños mejor.

No sé si sabréis que el riñón es depurativo de los líquido,osease...los orines,para eso...hay que limpiarlos muy bien para que no sepan a meaos vulgarmente dicho.

Én muchos sitios és tradicional ponerlos de tapas y hay gente que vá a los bares espresamente a comerlos.


Espero que os guste,por lo menos la forma de hacerlos,depués hacer comentarios al respecto.


INGREDIENTES

1 kilo de riñones
1 cebolla
3 dientes de ajo
perejil picado
vino de jerez (y si no se tiene cualquier vino a poder ser blanco o rosado)
1 cucharada de harina
sal y pimienta
1 cucharadita de pimentón
1/2 vaso de agua
aceite

PROCEDIMIENTO

En caso que no tengamos los riñones limpios,procederemos a limpiarlos.


Quitaremos muy bien la grasita blanca que hay en el centro,esa telilla blanca, és la que nos dá sabor a orines.

Limpiar


Troceados los meteremos en remojo,con un vaso de agua,otro de vinagre y sal,los dejaremos al menos media hora para que se limpien bien.


En una cazuela o sartén con el aceite,pocharemos la cebolla junto con el ajo y a medio pochar, le pondremos el perejil.


Mientras se pocha,pondremos una cazuela con dos dedos de agua y dejaremos hervir.



Cuando hierva,pondremos la tapadera invertida (del revés)


Encima de la tapa pondremos los riñones escurridos para que vayan soltando todos los liquidos que faltan por soltar,que quedan bastantes.

Ésta parte és muy importante para la elaboración de éste plato.


AQUÍ vemos los líquidos que han soltado.



Cuando ya está pochada la cebolla,colamos de nuevo los riñones y los agregamos al sofrito.


Le daremos unas vueltitas.



Salpimentaremos y pondremos el pimentón.


Y ahoara el momentazoooooo......el vino con una cucharadita de harina para que quede la salsa más espesita.


Lo dejamos que reduzca un poquito... y listo para emplatar y degustar.



PLATO FINAL

Lo acompañaremos con un arroz blanco.